Saltar Navegación Global
BID Portada >
Comment Tool Comenta
Comment Tool Comenta

Su comentario acerca de la página:






Share Tool Compartir
close Share Tool Compartir
{{menuBox1Holder}}

Uruguay

Uruguay

El diseño y la aprobación del Sistema Integrado de Compensación y Empleo

La concepción e implementación de un modelo de administración de recursos humanos en conjunto con un sistema informático de apoyo

El fortalecimiento implementado de la Oficina Nacional de Servicio Civil

{{menuBox2Holder}}

Las reformas del servicio civil mejoran la administración de los recursos humanos del gobierno central

Un programa financiado por el BID, destinado a reformar el servicio civil de Uruguay, permite al gobierno central adoptar un enfoque más flexible para la administración de los recursos humanos, el establecimiento de salarios basados en méritos y el mejoramiento del marco regulador e institucional para la administración de sistemas.

“La Oficina Nacional de Servicio Civil (ONSC) no habría podido enfrentar los desafíos que planteó el gobierno nacional para el período entre 2010 y 2014 si el programa y el fortalecimiento de la ONSC no se hubieran llevado a cabo previamente”, comenta Ana Ferraris, directora adjunta de la ONSC.

“El programa tuvo un papel decisivo en la revitalización de la ONSC después de un extenso período de deterioro”, dice Roberto Fernandez, jefe de equipo del proyecto del BID. “Las iniciativas que desarrolló el programa se utilizan y expanden aún más”.

El Programa de Apoyo a la Reforma del Servicio Civil se financió con la ayuda de un préstamo de US$1.38 millones aprobado por el BID en 2006. La ejecución del programa finalizó en octubre de 2011.

Necesidad de mayor flexibilidad

Los ciudadanos uruguayos apoyan fuertemente el gobierno democrático de su país, reconocido a nivel internacional por su estabilidad política e institucional. No obstante, dicha estabilidad produjo cierta rigidez a la luz de los cambios y de las nuevas demandas sociales, en particular en lo que respecta al servicio civil del país.

A partir de un estudio del sistema de servicio civil del país que se llevó a cabo antes de la implementación del proyecto del BID, se descubrió que la productividad y la eficiencia de la fuerza de trabajo del gobierno central representaban menos de la mitad del valor máximo. Si bien este valor supera el valor promedio de Latinoamérica, claramente se podía mejorar.

Con el sistema anterior, un problema importante era la falta de un enfoque institucionalizado para la planificación de los recursos humanos del gobierno, lo que dificultaba garantizar que la cantidad y el nivel de empleados fueran adecuados para satisfacer las necesidades.

Además, el sistema no tenía la flexibilidad necesaria para satisfacer los requisitos cambiantes, se veía obstaculizado por capacidades de administración deficientes y no contaba con estándares comunes para las evaluaciones de rendimiento. Por otra parte, el sistema de salarios generaba niveles de pago diferentes para empleados con las mismas funciones, y los funcionarios a menudo recibían ascensos a raíz de la falta de candidatos que pudieran competir por los puestos. Los sistemas informáticos también eran inadecuados para apoyar las decisiones administrativas del personal.

Los defectos en la administración de los recursos humanos del servicio civil se vieron reflejados en las deficiencias de la Oficina Nacional de Servicio Civil (ONSC). En la etapa inicial, la ONSC no contaba con la capacidad adecuada para tomar decisiones, así como tampoco con una participación en los problemas relacionados con el personal de las distintas agencias de gobierno. Como resultado, la administración de personal en el gobierno central estuvo caracterizada por la fragmentación y la falta de coordinación.

Resumen del programa

El programa de apoyo a la reforma del servicio civil ayuda al gobierno central a crear un marco de administración flexible, basado en méritos, coherente e integrado para sus empleados mediante la implementación de un marco regulador e institucional adecuado y la introducción de sistemas de administración efectivos.

La operación también apoya los esfuerzos que realiza el gobierno para modernizar el sistema impositivo y mejorar la calidad del gasto público y del servicio civil, que son los objetivos de una operación del BID actualmente en preparación. En esta nueva operación, el apoyo del Banco contribuirá a fortalecer la capacidad de recaudación de ingresos de Uruguay y a mejorar la eficiencia, transparencia y calidad de la administración impositiva.

El programa provee financiamiento para cuatro componentes interrelacionados, según se describe a continuación:

El primer componente pretende desarrollar un Sistema Integrado de Compensación y Empleo según el cual la estructura de trabajo está vinculada a una escala de salarios, lo que promoverá la eficiencia y la calidad en el suministro de servicios. Con este propósito, se implementan iniciativas en las áreas de descripción y evaluación del trabajo y de análisis de la compensación. A continuación, se implementará el sistema de compensación y empleo.

El segundo componente en el área de administración de recursos humanos del gobierno central se relaciona con el desarrollo y la implementación de un modelo de administración de recursos humanos y un sistema de tecnología de la información que promuevan una mejor toma de decisiones en materia de recursos humanos. El sistema y el modelo de administración de recursos humanos que resulten de esta operación se aplicarán en todo el gobierno central.

El tercer componente del programa propone el diseño y la implementación de un marco regulador para el servicio civil, y la creación de carreras que promoverán la eficiencia y la calidad en el suministro de servicios.

El cuarto componente apunta al fortalecimiento de la ONSC para que esta pueda llevar a cabo sus responsabilidades interinstitucionales en el gobierno central. Entre las actividades se incluyen la reorganización de las funciones y la estructura de la ONSC, el establecimiento de un plan de capacitación para el personal, la actualización del equipamiento de tecnología de la información y la implementación de un plan de comunicación y divulgación para el contacto con los empleados del gobierno central.

Hacia el futuro

El programa finalizó en octubre de 2011. Se espera que la ONSC expanda aún más los resultados prometedores que se obtuvieron gracias al apoyo del programa con su propio personal capacitado y sus propios recursos financieros en el futuro cercano.

{{menuBox3Holder}}

Resultados

  • Índice de consistencia estructural de 65,1 en 2011, en comparación con un valor de 34,9 en 2002
  • Índice de capacidad funcional de 64,1 en 2011, en comparación con un valor de 33,6 en 2002.
  • Índice general para el sistema de servicio civil de 63,1, en comparación con un valor de 38,83 en 2002.
  • El diseño y la aprobación del Sistema Integrado de Compensación y Empleo; implementado parcialmente entre 2008 y 2010, y revisado en 2011
  • La concepción e implementación de un modelo de administración de recursos humanos en conjunto con un sistema informático de apoyo
  • El desarrollo de una propuesta de marco regulador para el sistema de servicio civil
  • El fortalecimiento de la ONSC en las áreas de organización interna, capacitación del personal, equipamiento tecnológico y herramientas de comunicación, tanto internas como externas

Video

 

Ciudadanos al Nacer

Con la digitalización del sistema de registro uruguayo, ahora es posible obtener en un mismo día el número de identificación, la partida de nacimiento y la cédula de identidad de un recién nacido.

Ciudadanos al Nacer
    Cargando

    Ciudadanos al Nacer

    Con la digitalización del sistema de registro uruguayo, ahora es posible obtener en un mismo día el número de identificación, la partida de nacimiento y la cédula de identidad de un recién nacido.
  • Ciudadanos al Nacer (04:00) Video Icon
 

© 2019 Banco Interamericano de Desarrollo - Derechos reservados.

¡Hola, Bienvenido al BID!

Te invitamos a unirte a nuestra lista de correo.