Saltar Navegación Global
BID Portada >
Comment Tool Comenta
Comment Tool Comenta

Su comentario acerca de la página:






Share Tool Compartir
close Share Tool Compartir
{{menuBox1Holder}}

Nicaragua

Nicaragua
33.960

personas con acceso a agua potable en ciudades intermedias

7.952

conexiones de agua domiciliarias en cinco vecindarios de Managua

5.660

conexiones de agua domiciliarias en nueve ciudades intermedias

{{menuBox2Holder}}

Empresa de agua y saneamiento extiende sus servicios y aumenta su eficiencia

Un programa de agua y saneamiento financiado por el BID está alcanzando su meta de proporcionar servicios de agua potable a 80.000 personas más en Managua, la capital nicaragüense, y en cinco ciudades intermedias, al tiempo que fortalece la capacidad de la empresa de agua y saneamiento del país de la gestión y el mantenimiento del sistema.

"Entre otras mejoras, estamos ampliando la cobertura de agua a barrios de bajos ingresos", dijo Norman Rodríguez, geente de proyectos de inversión de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados. "Los residentes están mostrando una mayor anuencia para obtener conexiones legales ahora que el servicio ha mejorado, y también porque estamos ofreciendo a familias de bajos ingresos un costo más bajo si participan en el programa."

El Programa de Inversiones en Agua Potable y Saneamiento se financia con un préstamo de US$30 millones del Fondo para Operaciones Especiales del BID.

Mejoras en la competitividad

El 85 por ciento de los nicaragüenses tiene acceso a agua potable, con mayor cobertura en áreas urbanas (98 por ciento comparado con el 68 por ciento en áreas rurales). La cobertura de alcantarillado sanitario (saneamiento mejorado) asciende al 62 por ciento. A fin de alcanzar sus Objetivos de Desarrollo del Milenio, el país debe aumentar la cobertura aún más por medio de una mayor inversión en el sector y de la construcción de un marco legal e institucional más fuerte capaz de garantizar la eficiencia y la sostenibilidad.

Con el apoyo del BID y de otros donantes, el gobierno ha realizado reformas en el sector de agua y saneamiento del país en la década de los años noventa, con el propósito de separar las actividades empresariales de las funciones de regulación y planificación. En 2007 se aprobó la Ley General de Aguas Nacionales; este hecho llevó a la creación del Comité Nacional de los Recursos Hídricos, que aprueba las políticas generales del sector y supervisa a la Autoridad Nacional del Agua, creada recientemente, que está a cargo de planificar, administrar y controlar el uso de los recursos hídricos en todo el país.

Estas acciones mejoraron el marco institucional del sector de manera significativa, específicamente en cuestión de liderazgo. La Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado (ENACAL), operadora nacional a cargo de los servicios de agua y de saneamiento en las áreas urbanas, administra 166 sistemas hídricos y 33 sistemas de saneamiento del país. Las pequeñas municipalidades administran 33 sistemas de agua potable de forma directa con el apoyo técnico de la ENACAL. El Nuevo Fondo de Inversión Social de Emergencia es responsable de planificar y ejecutar el proyecto en las áreas rurales; los sistemas de agua y saneamiento rurales están administrados por comités hídricos y de saneamiento. El Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado (INAA) es responsable de regular a los operadores por medio de acuerdos de concesión.

Resumen del programa

El Programa de Inversiones en Agua Potable y Saneamiento financia mejoras en la gestión de la ENACAL para eliminar o reducir el racionamiento de agua que afectaba a más de 300.000 personas cuando comenzó en 2006.

Un objetivo importante del programa es rehabilitar instalaciones y equipamiento indispensables para restablecer las condiciones mínimas de servicio en varias ciudades, incluida la capital de Managua. En este aspecto, el programa financia la reparación o rehabilitación de pozos; reparación y adquisición de equipamiento para bombeo y reguladores de voltaje; reparación de tuberías, válvulas y equipos de cloración, y compra de vehículos de carga y excavadoras. Entre las actividades adicionales, se incluyen el monitoreo, las medidas de seguridad ocupacional y la limpieza de alcantirallados.

La operación del Banco también brinda apoyo para la modernización de la ENACAL con la compra de equipamiento para los departamentos comerciales y los de operación y mantenimiento de esta empresa de servicio público. Las oficinas regionales se modernizan, y se brinda capacitación al personal gerencial, técnico y operativo. Además, se llevan a cabo estudios para aumentar la eficiencia de la energía.

El programa también financia la restauración de los sistemas de agua potable y saneamiento en varias ciudades como parte de una estrategia integral que apunta a mejorar su calidad y sostenibilidad.

Las inversiones adicionales mejoran las redes existentes reduciendo las pérdidas de agua y garantizando la potabilidad de este recurso. Esto incluye la financiación para reparaciones de equipamiento, pozos y tanques de almacenamiento; la expansión de sistemas para proporcionar el servicio en vecindarios pobres, y la extensión de las redes de alcantarillado hacia áreas que no tienen sistemas alternativos para desechar las aguas residuales.

Los socios del BID

El Banco coordina su trabajo en el sector hídrico y de saneamiento de Nicaragua con otros donantes, con el objetivo de sentar las bases para una planificación amplia y de gran alcance en todo el sector. Asimismo, el BID se coordina con programas para rehabilitar y expandir los servicios en ciudades intermedias, y realiza estas tareas con donantes socios, entre los que se incluyen el Banco de Desarrollo Alemán (KfW), la Agencia para la Cooperación y el Desarrollo de Luxemburgo y la Unión Europea. La Agencia Suiza para la Cooperación y el Desarrollo ha ayudado a aumentar la cobertura de los servicios de agua y saneamiento en las áreas rurales y ha proporcionado apoyo para el fortalecimiento institucional. La coordinación con el KfW y el Fondo Nórdico de Desarrollo dio como resultado un Programa de Saneamiento Ambiental para el lago Managua y la ciudad de Managua.

{{menuBox3Holder}}

Resultados

  • 47.712 personas con acceso a agua potable en Managua
  • 33.960 personas con acceso a agua potable en ciudades intermedias
  • Reducción de 4,1 puntos porcentuales en el agua no contabilizada
  • Aumento de 6,8 puntos porcentuales en la cobertura con medidores
  • 32,5 millones de metros cúbicos adicionales de agua proporcionados al sistema para evitar interrupciones en el servicio
  • Aumento anual de entre 0,25 y 0,4 por ciento en la cantidad de muestras de agua bacteriológicamente aceptables
  • Relación de empleados a usuarios de agua reducida a 0,18/1.000
  • Reducción en costo de energía a 0,04 kwh/metro cúbico de agua
  • 7.952 conexiones de agua domiciliarias en cinco vecindarios de Managua
  • 5.660 conexiones de agua domiciliaria en nueve ciudades intermedias

Fotos

 

El programa contribuye a eliminar o reducir el racionamiento de agua, que antes afectaba a más de 300.000 personas.

© 2019 Banco Interamericano de Desarrollo - Derechos reservados.

¡Hola, Bienvenido al BID!

Te invitamos a unirte a nuestra lista de correo.