Saltar Navegación Global
BID Portada >
Comment Tool Comenta
Comment Tool Comenta

Su comentario acerca de la página:






Share Tool Compartir
close Share Tool Compartir
{{menuBox1Holder}}

Nicaragua

Nicaragua
{{menuBox2Holder}}

Alivio de la deuda para Nicaragua

El paquete de alivio de la deuda que el BID otorgó a Nicaragua a finales de 2006 ayudó a fortalecer la sostenibilidad fiscal del país y permitió al gobierno reorientar el gasto público de los servicios de la deuda, a medida que permitieran aumentar la productividad y reducir la pobreza.

El BID participó en dos iniciativas de alivio de la deuda: la iniciativa de Países Pobres Altamente Endeudados (HIPC) y la Iniciativa Multilateral de Alivio de la Deuda (MDRI). Bolivia, Guyana, Haití y Honduras también se beneficiaron con el mismo proceso de alivio de la deuda y recibieron como grupo un total de US$4.400 millones en alivio. La membresía del Banco llevó a cabo esta acción para ayudar a que estos países liberaran recursos y los invirtieran en educación de calidad, salud y otros servicios sociales necesarios para que sus ciudadanos superaran la pobreza. En particular, el alivio de la deuda se vio como algo fundamental para que estos países pudieran alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la Organización de las Naciones Unidas, que son reducir la pobreza a la mitad para 2015.

Los beneficios se hicieron efectivos en forma retroactiva al 31 de diciembre de 2006, porque Nicaragua y los otros cuatro países ya habían alcanzado el “punto de finalización” según la iniciativa HIPC mejorada, estableciendo un buen historial de programas apoyados por préstamos, implementando las reformas ya acordadas y avanzando de manera satisfactoria en la implementación de una estrategia para reducir la pobreza.

A fin de aliviar a Nicaragua del 100 por ciento de su deuda en saldos de deudas pendientes al 31 de diciembre de 2004 con el Fondo para Operaciones Especiales (FOE) del BID, el Banco amortizó US$382,5 millones con la iniciativa HIPC y US$790 millones con la MDRI, con lo que se otorgó un total de US$1.172,5 millones para alivio de la deuda. En consecuencia, el 31 de diciembre de 2006 el volumen de deuda que Nicaragua tenía con el BID se redujo de US$1.422 millones a US$249 millones.

Mejora en la sostenibilidad de la deuda

Además de liberar recursos para reducir la pobreza, el alivio de la deuda para Nicaragua ayudó a que el país redujera su volumen de deuda del 169 por ciento del PBI en 2000 al 59 por ciento en 2007. Aunque la exención de la deuda ha fortalecido la sostenibilidad fiscal de Nicaragua, un análisis de sostenibilidad de la deuda indica que el país sigue teniendo un riesgo moderado de endeudarse en exceso debido a la vulnerabilidad que tiene a un descenso en las transferencias oficiales y a la inversión extranjera directa, a una reducción en el grado de la concesionalidad de los préstamos y a una desaceleración en el crecimiento del PBI.

Tras la conclusión del programa de alivio de la deuda, el Banco ha diseñado su programa de préstamos para Nicaragua de manera que reflejara un sistema mejorado de asignación de recursos basado en la densidad de la población del país, el ingreso per cápita, la calidad de las políticas públicas y el rendimiento de la implementación de proyectos, así como la disponibilidad de recursos provenientes del Fondo para Operaciones Especiales del Banco. Los préstamos continúan siendo significativamente concesionales (aproximadamente el 49 por ciento) a fin de proteger la sostenibilidad de la deuda del país.

{{menuBox3Holder}}

Historias de cambio

El apoyo del BID a Nicaragua se centra en impulsar la productividad económica y reducir la pobreza al fortalecer las instituciones y construir resistencia para los impactos externos y los desastres naturales. El apoyo del Banco para mejorar la gestión y eficiencia del sector público incluye el desarrollo de un sistema de bienestar social. En el área de infraestructura, las operaciones del Banco son: la ampliación de la cobertura de energía eléctrica y de la infraestructura del transporte.   Lea más >>

Nicaragua: En perspectiva

Mientras que el ritmo de crecimiento económico de Nicaragua en los últimos años superó la tasa de crecimiento poblacional, los persistentes problemas de pobreza y baja productividad continúan desafiando al país y a sus socios internacionales, que realizan esfuerzos para mejorar la eficiencia de su gasto, construir infraestructura básica, reducir la desigualdad y fortalecer el marco macroeconómico. Lea más >>

El BID en Nicaragua

La República de Nicaragua fue un miembro fundador del BID y tiene acciones que equivalen al 2,42 por ciento de la propiedad del Banco. El país tiene un representante en el Directorio Ejecutivo, a quien nominan en conjunto los gobiernos de Nicaragua, Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Honduras, y que también representa a estos países. Lea más >>

Alianzas estratégicas con Nicaragua

El BID trabaja en estrecha coordinación con otros miembros de la comunidad de donantes para ayudar a Nicaragua a alcanzar sus metas de desarrollo económico y social, en especial la reducción de la pobreza. Lea más >>

© 2019 Banco Interamericano de Desarrollo - Derechos reservados.

¡Hola, Bienvenido al BID!

Te invitamos a unirte a nuestra lista de correo.