Saltar Navegación Global
BID Portada >
Comment Tool Comenta
Comment Tool Comenta

Su comentario acerca de la página:






Share Tool Compartir
close Share Tool Compartir
{{menuBox1Holder}}

Honduras

Honduras
37.000+

Hogares que recibieron transferencias de efectivo condicionales

Estrategia de comunicación y participación social ejecutada en el ámbito local

Comités Escolares Comunitarios creados, que proveen apoyo local

{{menuBox2Holder}}

Familias rurales mejoran la nutrición, la asistencia a la escuela, y la salud de los niños

Más de 37.000 hogares rurales reciben transferencias de efectivo por medio de un programa financiado por el BID que les permite aumentar los gastos en alimentos y mejorar el acceso a los servicios de salud y educación.

El apoyo integrado para el Programa Red de Protección Social se lleva a cabo con un préstamo de US$20 millones del Fondo de Operaciones Especiales del BID, que se aprobó en 2008. Se trata del primer préstamo que se extiende de una línea de crédito de US$80 millones para proyectos de inversión en el sector.

Ruptura del ciclo de pobreza

Una combinación de estrategias de crecimiento económico y de desarrollo para combatir la pobreza permitió que Honduras redujera sus tasas de pobreza de manera significativa en la primera parte de la década pasada.Sin embargo, desde 2007, el aumento de los precios del petróleo y de los alimentos, y la desaceleración económica de la economía estadounidense (que afectó en forma adversa a las exportaciones, a la inversión extranjera directa y a los flujos de capital para el sistema bancario) han amenazado con disminuir esas ganancias.

La crisis ha afectado a áreas rurales y urbanas, con mayores aumentos en las tasas de pobreza y de pobreza extrema en las áreas urbanas, y con mayor profundidad e incidencia de pobreza extrema en las áreas rurales, donde los niveles de desnutrición sobrepasan el 60 por ciento en la población más pobre. El gobierno hondureño ha respondido con la expansión de su Red de Protección Social y, especialmente, con su programa de transferencia de efectivo (Programa de Educación, Salud y Nutrición, Bono 10.000) coordinado por la Secretaría de la Presidencia (SDP) y ejecutado por el Programa de Asignación Familiar (PRAF). Así, espera brindar asistencia a la población más vulnerable de Honduras, estimada en 600.000 hogares.

El objetivo del programa es reducir la transmisión de la pobreza entre generaciones en Honduras mejorando los estándares de vida mediante el aumento de los gastos en alimentos, y del acceso a los servicios de salud y educación para las familias más pobres. Se espera que el programa mejore el crecimiento y el desarrollo de los niños menores de cinco años, proteja la salud de las mujeres y aumente la inscripción y la asistencia a la escuela primaria. Además, la SDP y la PRAF se fortaleceran para extender la cobertura y la coordinación con el Ministerio de Educación y Salud, que son las entidades responsables de controlar las condiciones de la región.

Resumen del programa

La primera operación ejecutada con la CCLIP (Línea de Crédito Condicional para Proyectos de Inversión) es el apoyo integrado para el Programa Red de Protección Social, que se enfoca en los departamentos rurales de Lempira, Intibucá, La Paz y Santa Bárbara, además de preparar la cobertura para los residentes de los vecindarios rurales pobres.

A través de las transferencias de efectivo, el programa da apoyo a los gastos de los hogares beneficiarios y aumenta el uso que hacen de los servicios de educación y salud. El programa brinda apoyo al plan de transferencias conocido como “Bono 10.000”, con el que las familias reciben hasta 10.000 lempiras (aproximadamente US$500 por año, equivalentes al 28 por ciento del ingreso promedio de los hogares con pobreza extrema en las áreas rurales) condicionales a la inscripción y la asistencia a la escuela, y a la atención en centros de salud.

En una primera fase, el programa contó con el apoyo de organizaciones de provisión locales para una serie de actividades. Sin embargo, a medida que el Bono 10.000 se expandía y consolidaba, el Ministerio de Educación y Salud asumió la responsabilidad de la verificación y el seguimiento de las condiciones. El fortalecimiento institucional apoya la planificación, la gestión financiera, la supervisión y el control, así como el sistema de información de la PRAF sobre los hogares beneficiarios. El programa también lleva a cabo un sistema integrado de control y evaluación, y una estrategia de comunicación para las entidades y los individuos responsables de las actividades de implementación.

Hacia el futuro

El objetivo de desarrollo a largo plazo del programa es ayudar a reducir la pobreza entre generaciones mediante la creación de oportunidades y del desarrollo de capacidades para la educación y la salud de los hogares de pobreza extrema y moderada. El Banco da apoyo al programa con tres operaciones de préstamo (HOL1032, HOL1042, y en la actualidad prepara un préstamo HOL1071 de US$75 millones). El gobierno de Honduras realiza una estricta evaluación de impacto del programa a fin de verificar cómo este afecta al bienestar.

{{menuBox3Holder}}

Resultados

  • Cobertura financiera de más de 37.000 hogares que reciben transferencias de efectivo condicionales (en 2011 el programa incluyó a aproximadamente 240.000 hogares en áreas rurales y urbanas)
  • 3 organizaciones de provisión de servicios contratadas durante la primera fase
  • Responsabilidad de la verificación de las responsabilidades conjuntas asumida por el Ministerio de Educación y Salud
  • Estrategia de comunicación y participación social ejecutada en el ámbito local
  • Comités Escolares Comunitarios creados, que proveen apoyo local

Fotos

 

Las mejoras en cuestiones de salud y desarrollo se traducen en un mejor futuro de los más pequeños

© 2019 Banco Interamericano de Desarrollo - Derechos reservados.

¡Hola, Bienvenido al BID!

Te invitamos a unirte a nuestra lista de correo.